Alejandro Vega Blog

Vamos ordenando esos cristales rotos, que algo se puede rescatar de nuestros recuerdos.

Links:

Archivos

Olvidos y Recuerdos

Post Más Vistos

Suscribe tu E-Mail o tu Feed

Post Recientes

Tags

Calendario

February 2008
S M T W T F S
« Jan   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829  

Site search

Lagrimas y Risas

El “corredor bribón” desencadenó el derrumbe; maestros de la mentira inventan un nuevo cuento de hadas

Bueno, pues la verdad, en ningún otro lugar podré colocar con mayor precisión estos temas tan lamentables que nos incumben a todos, relacionados con el aparente y sistémico crac financiero de la economía neo-liberal.

Lo digo, porque sin duda ahora nos da risa lo que se inventa para distraer la atención del hecho lamentable del reciente ‘lunes negro’, que oportunamente -en tiempo, no porque sea buena noticia- pudimos comentar en el Blog La Voz en el Desierto, el día 17 de Enero; pero que de continuar así la risa quizá se convertirá en llanto para muchos más.

Estas notas son para los que les interese tener un vistazo alternativo, acerca de este fenómeno financiero y lo que los diarios y noticieros NO DICEN por sus obvias componendas. De todos modos de haber alguna noticia más prominente la colocaré en La Voz para conocimiento de todos los que de algún modo visitan el Blog.

No soy economista, ni intento serlo, pero tengo sentido común y estoy tratando de usarlo; a pesar de la evidente cacofonía que los medios provocan intencionalmente para mantener a la gente en estado letárgico -y con noticias tipo papilla del bebé-, todavía hay quienes hablan con el suficiente arrojo con el riesgo de parecer escatológicos en sus planteamientos.

Al movimiento de Larouche se le acusa de todo de manera superficial: de izquierdista, de fascista, de anti-semita, de conspiranoico, de falange de Moon, pero la verdad, las opiniones sobre el son tan contradictorias que no tienen asidero real.

Mi opinión es que quizá podría ser más mesurado en sus expresiones, usar demasiados calificativos para mi gusto personal ‘subjetiviza’ demasiado las reflexiones; pero a estas alturas es posible que a pesar de los adjetivos calificativos tan claros que Larouche aplica contra Bush, Cheney, La Reserva Federal, los neo-liberales, los de la escuela de Frankfurt, la ultraderecha mundial, la oligarquía angloamericana, etc; siga sin atraer la atención de nadie por el mismo estado catatónico en que las masas se encuentran.

No compro todo el kit de Larouche, hay algunos puntos en los que no coincido con precisión con sus posturas de la geopolítica mundial, a veces es demasiado apocalíptico en sus aseveraciones -no desde una postura teológica-, pero por lo menos en su visión general hay un interés que aprecio mucho, el de transmitir la naturaleza integral del contexto social y geopolítico en el que vivimos, llamese arte, economía, ciencias, filosofía, y en sus antecedentes históricos, etc; entorno el cual creemos -creo- que el ser humano todavía puede modificar a discreción usando sus habilidades y cualidades naturales y sus dones, evitando caer en los determinismos de la escatología fundamentalista o y de la catatonia del desapego deísta.

Muy bien, pues no digo más, aquí el artículo de Helga Zepp Larouche.

Alejandro Vázquez

Helga Zepp-LaRouche: “Rogue Trader” Triggers Collapse; Lie-Masters Invent New Fairy-Tale

 

 

por Helga Zepp-LaRouche

25 de enero del 2008.

(La autora es presidenta del Movimiento de Derechos Civiles Solidaridad (BueSo) de Alemania).

¡Ahora todos podemos respirar con alivio! ¡Después de todo, el sistema financiero mundial no está al borde de una crisis sistémica! El crac bursátil mundial del lunes 21 de enero lo causó un corredor bursátil solitario que le estafó al banco francés Société Générale 4,9 mil millones de euros a lo largo del año pasado, y pudo engañar a los mecanismos de control que normalmente responden cuando entran en juego sumas de 100 a 200 millones de euros o más. Y el pobre tipo ni siquiera lo hizo para su propio enriquecimiento: ¡apostó 5 mil millones de euros traumado por la muerte de su padre!

Ésta fue la patraña con la que salió la prensa británica, y también, con una ligera variante, la edición en línea de la revista alemana Der Spiegel, en tanto que los comentaristas franceses optaron más bien por señalar cuándo ocurrió, justo antes de que Société Générale tenía que dar a conocer su informe anual. El hecho de que el crac empezó en Asia y no en París empaña la teoría un poco, pero muchos preferirían sencillamente ocultar ese hecho debajo de una curita.

Pero no fueron estos los únicos lugares con cada vez un mayor parecido a las escenas del teatro de lo absurdo de Charenton. El mismo “lunes negro” nos agasajaban con una caterva de fotos de corredores de la bolsa bañados en lágrimas y jalándose los cabellos. Y para el martes, el pánico de repente tornóse euforia cuando el Banco Central Europeo metió una nueva inyección de dinero, y la Reserva Federal de EU bajó en 0,75% la tasa de interés. Mas, conforme la depresión hunde más la economía de EU y amenaza con arrastrar al resto de la economía mundial consigo, sólo unos cuantos idiotas abrigan todavía la ilusión de que, el anuncio del “paquete de estímulos” económicos de Bush, podría iniciar otra orgía prolongada de ganancias. Como recalcó el economista estadounidense Lyndon LaRouche, un programa de estímulos en medio del presente derrumbe del sistema financiero mundial, sencillamente nos echará encima la hiperinflación mucho más rápido y es, por tanto, tal vez lo estupidez más grande que pueda cometerse. A no ser que haya un cambio drástico en la forma de pensar, esta dinámica puede extenderse con facilidad por todo el planeta, sumiendo al mundo en una nueva era de tinieblas comparable sólo a la del siglo 14.

En tanto, la lucrativa megafiesta en Davos del profesor Schwab, de nuevo hace gala de la incompetencia asombrosa de la mayoría de los más encumbrados empresarios, premios Nobel y políticos del mundo, que apenas si dejan sus recepciones y sesiones de foto, para demostrar lo tan confusos que están sobre cómo salir de la crisis. Pero, por supuesto, ellos aún pueden emitir su voto electrónico sobre qué riesgos consideran los más peligrosos.

Propietarios irresponsables

Cualquiera que esté al tanto de cómo los medios de difusión informan sobre la crisis financiera, no puede sino llegar a la conclusión de que todos estos periodistas y peritos financieros, como la analista bursátil de la televisión alemana Anja (Ver)Kohl (Verkohl significa “fraude” en alemán), deben de haber estudiado con el barón Muenchhasen (famoso narrador de cuentos increíbles). El diario Bild, por ejemplo, publicó un recuadro en primera plana calificando de “perdedor” a un periodista del ZDF, sólo porque el caballero fue lo suficiente honesto como para aconsejarle a los pequeños inversionistas que vendieran sus acciones. Otros periódicos le achacan el derrumbe del mercado hipotecario de alto riesgo de EU a los “irresponsables” propietarios de vivienda y no a Alan Greenspan, cuya política de intereses reducidos de hecho creó la burbuja hipotecaria que con tanta urgencia necesitaba el sistema financiero entonces, a raíz del desplome del “nuevo mercado” de las “puntocom”.

Y, por supuesto, fue la culpa de los propietarios de vivienda que aceptaron hipotecas con tasas de intereses variables cuando éstas eran prácticamente de 0%, después de lo cual sólo podían subir. El hecho de que las víctimas no lo vean así lo demuestra la ola creciente de juicios de fraude contra las instituciones financieras, que apenas si insinuaron de los riesgos que encaraban sus incautos clientes. Y ahora contamos con el tardío consejo de William Poole, presidente de la Reserva Federal de San Louis, quien le dijo a MarketWatch.com: no hay que confiar ni en lo que diga la Reserva Federal ni en su competencia. Ésta es una lección que no puede repetirse demasiado.

Ya debe ser evidente de que el principio de que, “la ganancia es para los pocos y las pérdidas para las mayorías”, ha sacudido la confianza de la gente en la política y el sistema financiero. Increíble, pero cierto: el magnate de Wall Street y aspirante presidencial Michael Bloomberg fue ante los periodistas junto a Schwarzenegger y sostuvo lo contrario: ¡que son los inversionistas privados que corren el riesgo, y es el Estado que cosecha los beneficios! Y esta crisis de confianza la empeora aún más la conducta de los distintos “peritos económicos”. Por ejemplo, el profesor (Un-)Sinn (“unsinn” significa disparate en alemán), presidente del Instituto IFO, adversa un aumento sustancial de salarios, pues dice que sería venenoso dado que la crisis económica de EU amenaza la economía mundial. La economía de Alemania, alega, ha logrado mantenerse competitiva en años recientes gracias a la moderación salarial, y este logro no debe desperdiciarse.

Lo único cierto en su argumento es que el salario real en Alemania de hecho ha bajado en los últimos diez años. Lo que el profesor Unsinn no dice es que los asalariados tienen que agradecerle esto a la introducción del euro. Porque, desde que las instituciones alemanas cedieran su poder de regular las tasas de interés, el único instrumento que les queda para fijar pautas económicas es la reducción salarial; y ésa es la causa fundamental de la debilidad de la economía interna de Alemania.

Paracaídas de oro

Y si los trabajadores y sus sindicatos —que a diario presencian sorprendidos los supermillonarios paracaídas de oro para los altos ejecutivos fracasados, y cuyos empleos desaparecen porque empresas como Nokia, aún después de obtener miles de millones en ganancia todavía quieren enviar su producción al exterior para aumentarlas aun más— ahora demandan una compensación por la inflación y encima un pequeño aumento, como tienen todo el derecho de hacerlo, Klaus Zimmerman, director del Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW), dice que exigir un aumento salarial de entre 8 y 10% “está fuera de lugar”. Hagen Lesch, del DIW en Colonia dice que no encajan “en el paisaje”. Y así, reviven el antiguo cliché de que son las demandas excesivas de los trabajadores las responsables de la inflación y la crisis económica mundial. Hacen gala de un entendimiento postmodernista del espacio-tiempo, que desafortunadamente no es relativista.

La brutal realidad que acecha detrás de todas estas contorsiones y cuentos exagerados al estilo de Muenchahausen, es que la oligarquía internacional y sus acólitos tienen en la mira nada menos que “resolver” la crisis financiera con la imposición de una reducción drástica del nivel de vida de la población.

Y de la misma manera que podemos estar seguros de que a la ceguera momentánea de la codicia pronto le seguirá el próximo ataque de pánico, también podemos estar seguros de que sólo hay una alternativa a la política de austeridad en la tradición de Hjalmar Schacht por la que abogan los “expertos” tales como el profesor Unsinn. Esa alternativa es una orientación que siga la tradición de Franklin D. Roosevelt, como lo propone Lyndon LaRouche, de un Nuevo Trato y de una nueva arquitectura financiera: un nuevo sistema de Bretton Woods. Y si hemos de evitar que desaparezca del todo la confianza popular en medio de la cúspide de la crisis financiera y económica mundial —crisis que es tan seguro que viene como un “amén” en la iglesia—, y no repetir las condiciones de Weimar, entonces es necesario poner estas ideas en primer lugar en el orden del día.

Comments

Pingback from Sobre la Recesión y Crisis Económica Mundial
Time: February 5, 2008, 9:42 am

[…] del porque se desencadenó el fatídico Lunes Negro, y lo he colocado en ese blog, por favor da cli aquí. De antemano les prevengo que para muchos no serán temas para el devocional matutino, aunque […]

Write a comment